Tres hijos, once caballos

Aquí hay un viejo rompecabezas de fracciones. No tengo idea de quién inventó esto, o si tiene décadas o siglos de antigüedad, pero siempre ha sido mi enigma favorito.

Comienza con un hombre que quiere sus posesiones para sus tres hijos. El testamento especifica que el hijo mayor debería obtener la mitad de su fortuna, el segundo hijo un cuarto y el hijo menor un sexto.

Con el tiempo, el anciano falleció, y los hijos descubren que toda la fortuna del hombre consiste en una manada de once caballos. Esto presenta un problema, ya que no saben cómo dividir once caballos por dos, cuatro o seis. ¡El primer hijo no aceptaría solo cinco caballos, los otros no le dejarían tomar seis, y cinco y medio caballos son peores que cinco!

¡¡¡Te tengo una buena noticia!!!
✅ Debido a esta coyuntura mundial hemos empezado un nuevo formato virtual tirando la casa por la ventana. Resolvemos tus problemas a 1 sol✍ y nuestra primera clase a un precio de risa. Aprovecha esto antes que rebasemos la cantidad de alumnos permitidos haciendo clic aquí 

Entonces los tres hermanos estaban discutiendo al costado del camino, cuando un hombre sabio se acercó. Desmontó y les preguntó cuál era el problema. Explicaron sobre la voluntad del padre, y cómo no sabían una manera justa de darle al hijo mayor la mitad, el segundo cuarto y el tercero un sexto de los once caballos.

El sabio dijo: “Bueno, ¿por qué no llevas mi caballo?”

Le agradecieron su generosidad y procedieron a dividir los doce caballos.

El primer hijo tomó la mitad de doce, es decir, seis caballos.

El segundo hijo tomó un cuarto, es decir, tres caballos.

El hijo menor tomó un sexto, es decir, dos caballos. Al final, quedaba un caballo.

“Estamos satisfechos de que se hayan cumplido los deseos de nuestro padre. ¿Pero qué haremos con el caballo extra? preguntaron los hijos.

“Devuélvemelo”, dijo el sabio, y tomó las riendas, montó y se alejó.

El enigma es este: ¿por qué los hijos pudieron compartir once caballos de acuerdo con la voluntad, tomando prestado este caballo extra? Y si es tan fácil cumplir el testamento, ¿por qué tuvieron tantos problemas al principio?

He dado este rompecabezas a muchas personas a lo largo de los años, y solo una persona pudo explicarlo a mi entera satisfacción. ¿Puedes?

Llamar Ahora
×